3 tipos de buscadores y sus retos

3 tipos de buscadores y sus retos

Hace mucho tiempo, los buscadores de India reconocieron a julio como el mes que mejora la reflexión sobre la relación entre el alumno y el maestro espiritual.

Es la época de la luna cuando la Tierra demuestra la abundancia de vida y sus habitantes la celebran. En este mes, podemos recordar a nuestra madre como nuestro primer maestro, a nuestro padre como nuestro segundo maestro y a todos los maestros que han apoyado su madurez espiritual.


A menudo vienes a mí y me preguntas:
¿Qué es un maestro espiritual?
¿Cómo debo comportarme frente a un maestro espiritual?
¿De qué se trata realmente la relación alumno-profesor?


En esta cultura, no tenemos un modelo de cómo seguir este tipo de relación. En realidad, no es posible tener un modelo porque es una relación fresca y espontánea. Cada maestro y cada alumno aportan una alquimia única, una forma única de interactuar que va mucho más allá de los modelos o las interpretaciones. El maestro, como representante de lo divino, y el estudiante, como aspirante que busca explorar las facetas del Ser, es de hecho el único modelo relevante. Esta relación te acerca a quien eres.


Revisemos ciertos pasos que ya ha vivido o que está listo para incorporar más profundamente.


¿Quién aspira a descubrir el Ser?
«El que sufre de incompletitud y mira hacia adentro aspira».
Comencemos con algunas preguntas básicas:
¿Qué es un aspirante espiritual?
¿Quién es un estudiante espiritual?
¿Cuáles son las dinámicas y las etapas por las que pasa un estudiante espiritual?


Que la exploración de estas preguntas amplíe su perspectiva de las expectativas que el maestro tiene de usted y su propia posición frente a las enseñanzas. Si miras desde esa perspectiva, tendrás más claridad sobre tu posición, tu aprendizaje y las expectativas que tienes de ti mismo, donde algunas expectativas son realistas y otras no.


Buscar es una actitud preciosa. Es una disposición rara. Es una llama interna que adora toda la creación. En humanos, un buscador es una autoconciencia en evolución. Es una comprensión de la necesidad de ir hacia adentro, actuar desde dentro y encarnar los misterios infinitos del Ser.


El buscador tiene muchos pasos en el camino para madurar su viaje interior, y muchos se engañan con los colores de cada uno de sus pasos.
El buscador no solo tiene pasos a seguir, sino cualidades que vale la pena revisar.


El buscador puro es uno con una sed inquebrantable de morar en una gracia divina junto con una curiosidad, una voluntad de aprender y la fuerza para sacrificar sus propios conceptos mentales. El cuerpo físico es saludable y mantenido por un estilo de vida equilibrado. Este buscador puro también tiene un coraje inquebrantable para desafiar y romper sus propias cadenas y comodidades sociales e internas.
Este tipo de buscador es maduro en no comprometer su verdad, y se establece en la devoción al auto-compromiso y la auto-indagación. Principalmente y más importante, este buscador es capaz de ver lo que es falso, no lo toma como algo personal y no busca modificar sus formas. Este buscador tiene autocompasión y aplica las leyes del perdón y la unicidad: soy lo que soy.
Este tipo de buscador es raro y solo surge después de muchas vidas en el camino de la auto-liberación. En consecuencia, este tipo de buscador realiza cambios sociales porque son capaces de mantenerse firmes en sus propias capacidades y respuestas.
El buscador puro ve al maestro como un punto de referencia, y como una inspiración y fuente de verdad.


El buscador vacilante es aquel que tiene un deseo interno de mejorar su Ser, conocerse a sí mismo, pero no es capaz de proclamar al 100% en su vida, su revolución interior. Este tipo de buscador suele estar motivado por la culpa y no sentir que lo que son es suficiente. Este tipo de buscador tiene una agenda autoimpuesta hacia un código de perfección. Son capaces de dar pasos para comprender las leyes internas, estudiarlas y hacer cambios personales en lugar de cambios centrales. Los cambios personales se refieren a pequeños ajustes que puede hacer a su personalidad y comportamiento, mientras que los cambios centrales requieren que deje totalmente cualquier identificación.


Al buscador vacilante le gusta darse una vuelta por las enseñanzas y los maestros como una forma de distraerse del pleno compromiso y responsabilidad.


El buscador vacilante está, en cierto modo, en un estado de limbo; saben lo que hay que hacer, pero debido a la falta de confianza en sí mismos, permanecen conformados y consolados por lo que tienen. El buscador vacilante sufre mucho de esta dualidad consciente o inconsciente que solo puede eliminarse con elecciones claras, compromiso y coraje.
El buscador vacilante ve al maestro de una manera dual: el maestro es una amenaza para sus conceptos mentales establecidos o una fuente de conocimiento inspirador. La relación oscila entre inconsistencia y profundidad.


El buscador desesperado está motivado a entrar por incomodidad, dolor emocional, adicciones, transiciones o enfermedades. Este tipo de buscador toca los conceptos básicos de las dimensiones internas. Están felices de obtener alivio de sus molestias emocionales o físicas y son capaces de mantener un cierto estilo de vida que mantiene la autoconciencia. Tienen el impulso de aprender, hacer cambios radicales y comprometerse con las enseñanzas hasta que su incomodidad desaparezca o se vuelva más fácil. Se desaniman fácilmente si no experimentan cambios inmediatos y ven al maestro como un salvador. El buscador desesperado necesita tener paciencia y compromiso a largo plazo para ganar fuerza interior y una mejor comprensión de su viaje interior.


El buscador de sueño no es consciente de sus necesidades y responsabilidades internas. Viven en el mundo externo, tal vez en la felicidad o el descontento, pero no son conscientes de sus necesidades internas.


Todos los buscadores experimentan la atracción inevitable del mundo interior. Todos nosotros, en cualquier etapa de nuestra búsqueda interior, sentimos la atracción magnética de la vida interior. Como buscador, es nuestro deber honrar esa atracción y satisfacerla con los requisitos adecuados.


En algún momento, el buscador reconocerá que la atracción externa de la vida necesita la amabilidad, amistad y el complemento del ser interno. El buscador llega a comprender la danza de lo interno y lo externo, sus leyes, sus peticiones y su unidad.


El buscador llega a la pregunta fundamental: ¿qué soy yo?
El buscador es inevitable, está vivo en todos nosotros y busca renacer.

Paradojas, polaridades y puntos de poder

Paradojas, polaridades y puntos de poder

Anexo del libro: La Maestría de la realidad.

Una paradoja espiritual se produce cuando dos verdades aparentemente contradictorias pueden existir una al lado de la otra, y sin embargo ser ambas verdaderas.

Vivir en un estado de paradoja es permitir a la mente aceptar su verdadero rol y posición en la estructura del ser, en servicio del Yo. Inevitablemente, la relación entre tú y tu mente cambia y una paz profunda, un vaćıo y una entrega surgen desde adentro. Las paradojas ponen fin a las conversaciones de la mente y te permiten pertenecer a la conversación de vaćıo cósmico.

Entrar a la inteligencia parad́ojica es reconocer esta pequeña tarea: Dejar de ser lo que no somos, y ser eternamente lo que somos. Tal tarea pareceŕıa ser un regalo de Amor, pero, ¿Con cúanta frecuencia es rechazada en favor de la seguridad ciega de conformarse con los designios de nuestro miedo y nuestra culpa? Si tan śolo víeramos que las limitaciones son auto impuestas y elegidas por miedo, saltaŕıamos de una vez a los brazos de la divinidad, sin importar lo feroz que pueda ser ese abrazo.

Las paradojas pueden expandir nuestra conciencia o dispar nuestra enerǵıa si se convierten en polaridades. Expanden nuestra conciencia cuando se integran como verdades universales. Las paradojas pierden su impacto comunicativo universal cuando las torcemos hasta convertirlas en polaridades. El sitio de las polaridades se crea cuando el pequeño Yo cree que necesita elegir su realidad.

La mente sólo se refina cuando el pensamiento dual es dirigido hacia la inteligencia paradójica. Todos los significados ocultos de las paradojas se vuelven claros y se integran al abandono de la identificacíon con la mente. La inteligencia parad́ojica es inclusiva: une todas las partes de ti mismo sin juicio o condicíon. En esta unidad se encuentra la totalidad del ser, donde reconocemos la divinidad de todas las cosas y seres, sin importar cúan grandes o pequeños. La divinidad no es algo que se gana o que recibimos, sino algo que est́a presente dentro de todo. Tener los ojos para ver la divinidad de todas las cosas es traer luz a este mundo.

La inteligencia parad́ojica incluye las actividades de la mente relacionadas a la creacíon de tu vida cotidiana, pero no toca el YO como pate de ese proyecto. El entendimiento de la tendencia de la mente a polarizar la existencia (y a excluir la verdadera naturaleza del Yo de cualquiera de sus dińamicas polarizadas) es el primer signo de inteligencia paradójica.

El otro aspecto paradójico es la recolección (o cosecha) de los diferentes Yo en un śolo punto de vaćıo. Todas las partes del Yo en diferentes dimensiones y con diferentes frecuencias se reúnen en un sólo punto de amor, de pertenencia, de interacción. Todas las existencias paradójicas en diferentes cuadros de tiempo se reúnen en un punto de entrega: la disolucíon personal. Yo soy todo, yo soy nada. En ese terreno, encontramos nuestro verdadero ser; del mismo modo en que nuestro ser es des-creado, tambíen inmortal. Por ello, todo lo que jaḿas seremos o podemos ser se encuentra en nuestra soledad (dentro de nosotros mismos). Está eternamente presente en su plenitud y totalidad, ahora y eternamente.

El poder de la inteligencia parad́ojica es una de las puertas a la realizacíon personal. Es un poder que facilita la llegada de facultades internas que han sido suprimidas a lo largo del tiempo. Las facultades de telepat́ıa, simpat́ıa, clarividencia, el entendimiento de los eventos cósmicos, el idioma oculto de la naturaleza, las mateḿaticas avanzadas, la comprensíon de los cinco elementos, sustentabilidad de la enerǵıa y otras facultades originales del cerebro śolo pueden ser recuperadas trasladando el entendimiento a una percepción paradójica.

El dolor de perder estas facultades y nuestra capacidad de pensamiento paradójico necesitan ser descubiertos, recuperados y mejorados desde cada una de nuestras ćelulas. Hemos sido severamente castigados por hablar con las plantas y por entrar en trances para producir una conexíon mayor con nuestro interior. Elegimos conformarnos, olvidar y someternos al pensamiento dualista. Se nos desalienta de pensar por nosotros mismos e ir hacia adentro, puesto que hay una consecuencia para ello; en su lugar, le asignamos un mayor valor del verdaderamente tienen a nuestras opciones externas. Estamos entrenados a invalidar nuestra inteligencia paradójica y creemos que seguir a las masas nos recompensará. La mayor parte de este entrenamiento devastador desempodera nuestra conciencia de que “somos los creadores de nuestra realidad.” Hemos olvidados nuestro derecho creador y se nos ha otorgado un falso y oculto sentido de peligro.

Re-aprendiendo a descansar

Re-aprendiendo a descansar

Stress en reclusión.

Unas semanas anteriores relacionábamos el estrés con trabajo, actividad y múltiples agendas. Hoy es el stress porque el “ fin de semana” se ha extendido por unos meses. Que hacer con uno mismo? Como ayudarnos en la reclusión social y como hacer de este acuerdo planetario beneficio para todos? (más…)

La división entre lo masculino y lo femenino: La creación del Ego, por Matthew Cosgrove

La división entre lo masculino y lo femenino: La creación del Ego, por Matthew Cosgrove

La subdivisión del Reino

Para entender la división principal entre lo masculino y lo femenino, consideremos el subconsciente como femenino y el consciente como masculino. Hemos aceptado conscientemente que la parte superior es la cabeza – que es la parte masculina-, y que es el “rey”. Las emociones subconscientes que residen en el cuerpo son femeninas y “debajo” del rey. La división entre estas dos partes nuestras ha penetrado profundamente a la conciencia humana, y es la causa principal de muchas de las enfermedades y sufrimiento de la Tierra.

La cabeza (o la mente consciente) usualmente existe a expensas del cuerpo (o la mente subconsciente). Para complicar aún más las cosas, con la ascensión de la cabeza “al trono”, se transforma en auto consciente, que es el nacimiento del ego. Sabiendo que no es el legítimo “heredero”, pero con todos los recursos de la mente y la razón ahora a su disposición, este “rey” bastante inseguro “asesina” al cuerpo y al corazón. El rey ahora indiscutible (la mente consciente) continúa viviendo sólo en su castillo encantado en la cima de la colina, recorriendo los salones vacíos de poder como un fantasma en una casa de espejos.

El problema para la mente consciente, como hemos visto, es por supuesto que la mente subconsciente realmente no ha muerto. La mente consciente no la puede destruir porque están ́íntimamente conectados, ya que la cabeza como hemos visto – le guste o no -, esta ́ sujeta a impulsos químicos enviados desde el sistema nervioso central del cuerpo. Para el disgusto constante de la mente consciente, la mente subconsciente, como una esposa silenciada, continua pataleando, exigiendo ser escuchada. Esta dualidad por lo tanto perpetua eternamente el estado de guerra civil.

La creaci ́on del Ego

Esta polarización de lo masculino y lo femenino se construye sobre la creencia de que necesitamos, de momento en momento, constantemente evaluar y elegir entre la quietud y el movimiento, lo correcto o incorrecto, y lo bueno y malo. La polarización de estas dos fuerzas nos ha mantenido en un estado de constante dualidad, perpetuando automáticamente un falso ser (ego), que existe a partir de la creencia de que necesitamos intentar y constantemente arreglar, controlar y alterar nuestra realidad

Dado que creemos que este ser fantasma – o ego – somos en realidad nosotros, en realidad se ha tornado auto-consciente. Sólo existe en esta dualidad entre los dos opuestos, así que nunca puede vivir en la verdad y unidad del verdadero momento presente. En las relaciones personales, para afirmar su realidad, necesita constantemente tomar y defender una “posición”. Esta posición es, por supuesto, un punto en un lugar que ni siquiera tampoco existe realmente. El ego es un espejismo, por lo tanto no tiene sentido intentar “superarlo”: cuando entramos en el presente, simplemente se desvanece.

El concepto de la poderosa pero perturbadora energía femenina no es nuevo, tampoco lo es la creencia de que las emociones negativas deben ser vencidas, o superadas puesto que ellas en s ́ı misma son la fuente de toda discordia.

Extracto del libro » La maestría de la realidad.»

Receptividad: una inteligencia elevada

Receptividad: una inteligencia elevada

Nuestra habilidad y concientización  para percibir, recibir y asimilar información, es recepción. La recepción es una cualidad de lo femenino.

Nuestra estructura del ser es capaz de recibir 144 diferentes tipos de información. Parte de esta información es consciente (proviniendo de los sentidos y los cuerpos de la Tierra), parte es subconsciente (proviniendo de los rastros kármicos y los ciclos de crecimiento/cuerpos del Alma) y parte inconsciente (proviniendo de nuestros cuerpos Espirituales). El flujo de información en los 12 cuerpos es regulado por el canal central y el sistema de chakras (materia y antimateria).

Los 5 tipos de recepción:

  1. Automática: Nuestros sentidos perciben el medio ambiente automáticamente, sin cuestionamiento o sin una verdadera comprensión de ti como parte del lenguaje de la naturaleza.
  2. Contemplación: La capacidad de recibir y comprender símbolos, señales, accidentes y coincidencias. Eres consciente y tienes curiosidad por el lenguaje de la naturaleza.
  3. Meditación: La capacidad de recibir y entender el silencio. La meditación puede ser en forma pasiva, en movimiento y en forma integrada (donde lo interno y lo externo están en un estado permanente de meditación).
  4. Investigación: La capacidad de discernir la verdadera transmisión y la verdad en la transmisión.
  5. Sueño profundo: La recepción en todos los 12 cuerpos es fuerte, continua y se presenta como un flujo en este estado del ser. Hay diferentes estados de sueños:
  • Consciente: Eres capaz de permanecer lúcido en tus sueños y entender sus transmisiones.
  • Inconexo: Tu recepción se da en partes y está desunido. No existe una saber claro.
  • De liberación: Los sueños completan emociones, ideas o eventos inconclusos.

 

  •  Cualidades de la receptividad:

1.-Inerte: No tienes consciencia de tu capacidad de recepción. Niegas que esté sucediendo constantemente dentro de ti y alrededor de ti. Sigues entendiendo la vida en base a recuerdos y asociaciones pasadas (sistemas de creencia). Tus recepciones sirven como fuerza de retención para la evolución. Aprendes acumulando e interpretando información. La verdad y el saber verdadero se manipulan a tu conveniencia.

2.-Agitada: Eres consciente de la recepción y la transformas en movimientos, creatividad, apegos o categorías. Tus recepciones sirven como fuerza transformadora de la evolución. Aprendes creando constantemente experiencias para ti y para los otros.

  1. Pura o calma: Eres consciente de la calidad de recepción y puedes mantener la información pura e intacta. Disciernes lo que es útil, y aplicas la información en el espacio y tiempo correcto, y con el sujeto y evento correcto. Tu estructura de ser aprende y crece estando disponible a la verdad. Tus recepciones funcionan como una fuerza de conservación de la evolución.

 

 

 

 

Evadir el amor, ya no es una opción

Evadir el amor, ya no es una opción

Una vez que se esta al tanto de los desafíos internos, pueden elegir 3 opciones de lidiar con ellos:

1. Danzar alrededor del reto: puedes tratar de hacer frente a los inevitables desafíos evolutivos probando diferentes técnicas de salvación en torno a una única solución: rendirse. Sin embargo, esta evasión a no participar con la vida, a no abrir el corazón, ya no es una opción para la Tierra o los humanos. Es obsoleto y debilita la esencia misma de lo que eres. El sentimiento que crea es una tremenda inseguridad de quienes somos y a donde nos dirijimos.

Esta opción es la ilusión del ego que te dice que TU tienes que hacer mas para cambiar, te engañas de que tus eleciones emocionales ( escondidas o sobre-expresadas) tienen que estar bajo TU control y bajo TU manera de cambio. El buscador se puede sentirse incapacitado, arrogante o indiferente enfrente del reto.

Danzar alrededor del reto solo crea un círculo desgastante de dolor, rabia y desconección con el mundo. Para salir de este círculo solo se necesita tomar valor a ser visto y a comprobarse a si mismo que si se puede crecer.

2. Empoderase: Acepta el desafío y observa que eres más grande que las inseguridades de la mente. Esta opción se basa en una única opción, que solo se necesita tomar una vez. Una vez hecha la elección, ella estará siempre presente como tu punto de empoderamiento interno. Hay que observar que para este empoderamiento, no hay que aplicar técnicas o esperar a aprender mas para hacer el cambio. Se trata de una simple desición de tomar el reto, de bajar la guardia, y dejar al corazón libre para conectarse con otros.

3. Maestria: Cuando haz dominado tus victorias, es el momento de compartirlas con otros. elije un servicio que ayude a la humanidad a ser mas conectada, mas humilde y menos utilitaria.  Comparte tus victorias, ya que representan el potencial de la gracia divina,

 

Duda: como portal hacia la seguridad interna

Duda: como portal hacia la seguridad interna

Texto del libro los derechos internos.

Como dudamos?

La duda es una herramienta que usamos para no activar nuestra Fe interna, nuestra seguridad y nuestra autoestima.

Las dudas son muy sutiles y dependiendo de nuestra constitución personal, seleccionamos un estilo de evasión y creamos una posición interna frente a nuestros retos de crecimiento.

Examinemos ahora diferentes mecanismos de comunicación externa e interna que expresan duda.

Las dudas mas comunes son expresadas de la siguiente manera:

  • Dudas por exceso de cuestionamiento:aquí la persona empieza a preguntarse internamente más que todo si está bien o está mal. Está basada en una falsa moralidad que sólo abre la puerta a los miedos.

 

  • Dudas por exceso de opiniones:en este caso la persona se encuentra paralizada por conceptos contradictorios o de una lógica que no los mueve ni para adelante ni para atrás. La mente se llena de pros y contras, y termina sin decidir nada constructivo.

 

  • Dudas por querer ser perfectos: en esta manera de dudar no nos damos la oportunidad de ser estudiantes de la vida; miramos los fracasos como una derrota personal en vez de un aprendizaje. Dentro de esta manera de dudar hay un individuo que busca reconocimiento y no ser castigado. Se quiere tener éxito pero con una ambición y juicio interno.

 

  • Dudas por medio de expectativas: En este estilo de duda, el individuo siente que hay algo mejor de lo que tiene. Hay una insatisfacción que nos hace buscar continuamente sin ninguna satisfacción personal. Por ejemplo, siempre estas buscando relaciones, oportunidades profesionales, o simplemente viviendo un momento presente de una manera incompleta; la mente se vuelve un negociante que siempre está buscando un mejor futuro que no existe. El individuo termina confundido por una exteriorización de sus aspiraciones y sentimientos.

 

  • Dudas por exceso de investigación: El individuo con este estilo de duda es como una biblioteca con mucha información y poca decisión. El individuo acumula información que piensa puede utilizar mas adelante; en realidad se corta el flujo de oportunidades y coincidencias, las cuales son responsables por el sentimiento de vitalidad y agilidad interior. Esta duda corta el flujo de vida y debilita el conocimiento interior o esa intuición interior que está basada en el deseo de prosperar, crecer y expandir.

 

Cada pensamiento dudoso tiene un impacto en el flujo de vida del canal central, el cual está íntimamente relacionado con el funcionamiento de la glándula pituitaria y pineal.

Cada duda crea deseos falsos, modifica el momento presente del individuo, y destruye el órgano de expansión.

Estos son algunos ejemplos del impacto de la duda en el sistema de los chakras: si dudas tu sex-appeal, estas impactando el segundo chakra; si dudas de tu poder y habilidad de enfrentar un reto, estas disminuyendo tu tercer chakra; si dudas tu bondad, afectas el chakra del corazón; si dudas tu verdad y no la comunicas, estas afectando el chakra de la garganta, etc.

Podemos ver que las dudas impactan profundamente nuestro sistema energético, nuestra autoestima y nuestro valor y determinación de expresar quienes somos.

Como terminar con la dudas?

Las dudas se acaban con conocimiento.

Cuando se estudia y se verifica la realidad ponemos nuestra lógica en dirección constructiva y aprendemos a expandirnos teniendo información correcta.

Es importante tomar un compromiso personal que al mismo tiempo enfrente a la duda y cultive tus potenciales.

Es favorable ponerse límites de ejecución de la práctica elegida. Por ejemplo si elijes meditar, pon una meta de 40 días.

La buena duda y la mala duda:

Por último, veamos dos tipos de dudas: una es constructiva y protectora y otra es destructiva y paralizante. Ya hemos visto la duda paralizante, ahora comprendamos la duda constructiva.

La duda constructiva es aquella que te da una visión de respeto, justicia y dirección. Por ejemplo si dudas de una persona, si dudas de una situación que puede ser peligrosa, o no sientes convicción personal, esta duda te está protegiendo, es constructiva.

Entonces cuando escuches o sientas esa corazonada de que algo no está bien, no hay lógica, sino que es una corazonada que te apoya, te guía y te protege. Esa es una buena duda.

 

La naturaleza del Vacío

La naturaleza del Vacío

En nuestra mente limitada y condicionada, entendemos al vacío como «algo que no contiene nada». Esta concepción crea una relación con algo que es desconocido, amenazante y de difícil acceso.

En realidad, el vacío no es un concepto o un estado. Es la existencia permanente de nuestra propia naturaleza. Esta naturaleza contiene todo lo que existe.

El vacío no es realmente desconocido por nuestra parte infinita, simplemente porque ​somos​ el vacío.

Aunque no podamos percibir o identificarnos con esta parte de nosotros, el vacío está en el centro de la creación, el núcleo de nuestra existencia, y el mero núcleo de nuestra quietud y cambio.

El vacío es una paradoja. El vacío contiene toda la potencialidad y está ausente de la cualquiera intención. En el vacío, no eres nada y eres todo. Creas y eres tu propia creación.

El vacío contiene lo femenino y lo masculino, así como las habilidades de crianza de todo lo que existe.

El vacío es la sustancia magnética, nutritiva de lo místico. El místico, o el que comprende la realidad sin la mente, abraza al vacío como su respiración diaria, y como el sustentador de la percepción auto-reafirmante.

El vacío impregna todo, y lo es todo. Está contenido en la mente inquieta y en la mente tranquila. Es nuestro punto de origen y nuestro final.

5 Pasos para desmitificar el vacío

1. Acepta que el concepto de vacío no existe

Mientras estés aferrado a un concepto mental, y mientras la mente esté creando un holograma de tí, no serás capaz de relacionarte con la verdadera naturaleza del vacío.

Las concepciones de tu mente te presentarán con amenazas a «lo desconocido» y un sentido de impotencia o debilidad.

2.- Reconoce que siempre has conocido al vacío

El vacío no es ajeno a tí. Fuiste construido por la dinámica del vacío y estás vivo debido a la presencia del vacío. Tú centro está disponible a la nada, a la quietud y a las potencialidades del vacío.

3.- Acepta la paradoja de la existencia del vacío

No se puede comunicar el vacío con palabras. Sin embargo, puede ser encarnada y transmitida a otros a través del ser místico. Cuando menciono transmitir, es más como una presencia aguzada que permite a otros recordar sus propios vacíos.

4.- Relájate y permite que el vacío te guíe

El vacío y la mente mística tienen una gran alianza, una gran cooperación. Confiar en la habilidad de la no-mente para encarnar, relacionarse y manifestar el vacío es el mayor acto de compasión hacia la vida. Es un avance del ego hacia la inmensidad de la quietud.

5.- El vacío se encuentra en la meditación y en la ausencia de las personalidades parlanchinas.

La meditación es el acto valeroso de reposar en el vacío. Tus personalidades han demostrado ser irreales, y todas las charlas, las negociaciones, los intereses personales, y los encubrimientos, han sido reconocidos y abandonados. El

silencio, o la ausencia de las voces de nuestras personalidades, facilitan el ingreso del vacío en las células del cuerpo físico.

La meditación, o la voluntad de sentarse a conocer el vacío, son el corazón de la naturaleza, el alimento de la madre cósmica y la presencia omnipresente del todo. El vacío es natural para todos nosotros. Es nuestra mente la que crea conceptos que nos separan de la esencia de lo que somos.

Sacado del libro: Los derechos internos. Descarga tu libro aqui.